LA MISIÓN DE LA MUJER

Alberto Mendoza Morales

La misión pública de la mujer colombiana, en el mundo globalizado, es la misma del hombre: organizarse como fuerza política para producir una radical transformación en la vida de la nación. Misión histórica, La ubica en la proa de un cambio nacional. Toma en cuenta que el hombre ha dejado un vacío de liderazgo. Hace política de baja calidad. Faltan estadistas y personas que se empinen sobre intereses particulares y actúen en función de un pueblo histórico. La mujer está en inme­jorables condiciones para ponerle cabeza a la so­ciedad, para actuar cuando el hombre pierde el rumbo. La mujer puede inspirar a la nación, transferir a todo un pueblo su capacidad pensante, contribuir a hacer una sociedad más justa, superar la democracia formal existente, crear una democracia real y practicar la pedagogía política. Está, incluso, desafiada a tomar las riendas del país.

La mujer pegó un salto. Avan­zó más rápido que el hombre. Entró al campo político y burocrático. Ha sido factor de dinamización social y cultural. Ha liberalizado la nación. Constituye elemento civilizador de hombres cuyas mentes deben evolucionar. En los puestos públicos suelen ser más responsables que los hombres, más cumplidas. No peculan. Aunque en parte se notan cambios. Hay que esperar que las mujeres asuman posiciones asociadas con la promoción del cambio cultural, social y político de la nación. La mujer tiene poder para señalar nuevas rutas y empujar la nación hacia el cambio. Puede señalarle a Colombia un futuro económico y político a partir de la ética. Puede comprometerse con un Proyecto Nacional de dimensión histórica. Un modelo de la Colombia necesaria y posible. Si lo hacen será un triunfo nacional.

El Proyecto Nacional debe mostrar un país-meta representado en una república justa. Comprenderá dos pilares: uno hacia fuera, internacional; otro hacia dentro, nacional. Hacia fuera enfrenta la globalización. que nos lleve a la interdependencia con todas las naciones de la tierra. Hacia dentro implica eliminar la miseria, crear una democracia actuante, organizar a Colombia como un Estado Regional Unitario. El sector económico se ensamblará en lo político ya que “es imposible que un pueblo económicamente mal, esté políticamente bien”. “Sin tranquilidad económica no existe tranquilidad política”. “Sin justicia distributiva no hay paz social”. El Proyecto Nacional convoca “el pensamiento ilustrado” de la nación. Abre campo a grupos de estudio y acción, a personas dispuestas al cambio nacional. El paso culminante será una Asamblea Nacional Constituyente que apruebe los contenidos de una trascendental Carta Política. Su promoción forma parte de la misión de la mujer.

 

 

l INICIO l SOGEOCOL l GEO´SCOPIA l ESGEO l NOVEDADES l CONTÁCTENOS l MAPA DEL SITIO l

Derechos Reservados - Sociedad Geográfica de Colombia 2011