ESTADO REGIONAL UNITARIO
UN PLAN PARA COLOMBIA

Alberto Mendoza Morales

Colombia alcanzó el momento límite propicio para dar un vuelco histórico y radical en su estructura. Requiere un profundo reordenamiento político-administrativo. Nos desafía a organizarla como un Estado Regional Unitario a partir de sus realidades territoriales, humanas y culturales. Su localización geográfica en la esquina de Suramérica, en la zona ecuatorial, franja verde del planeta, le asigna vocación agrícola productora de alimentos y posibilidad de constituirse en una despensa mundial. Lograrlo implica aceptar cambios, valorizar el campo, impulsar la economía como base de la democracia política, asociar campesinos en empresas comunitarias.

El Estado Regional responderá funcionalmente a la fisonomía del territorio nacional conformado por regiones geográficas, ecosistemas muy definidos, población inteligente notablemente heterogénea y variedad cultural. Amazonia, Orinoquia, Cuenca Marabina, Caribe, Andina y Pacífica son las regiones. Selvas, valles, llanuras, montañas son los ecosistemas. Mestizos, afrocolombianos, indígenas conforman la población. Isleña, chocoana, llanera, andina, indígena son etnias diversas que componen variedad de mundos culturales. La contundente heterogeneidad geográfica y humana de Colombia es la base para aceptar la tarea renovadora que incluye, en lo administrativo, desconcentrar el poder político y económico, descentralizar la administración pública, redistribuir funciones, reconocer autonomías regionales. La tarea plantea complejo desafío para estadistas, científicos, pensadores, políticos, estudiosos y ciudadanos en general.

El Estado Regional se organizará como empresa pública de servicio y utilidad social, destinada a garantizar seguridad, bienestar y desarrollo a los asociados y de alcanzar la excelencia cultural, producto de elevada convivencia. El gobierno demanda un Presidente con la doble calidad de Jefe de Estado y gerente de la nación. Un Consejo Directivo Nacional sustituirá a Senado y Cámara; será la sede de representantes regionales con funciones legislativas y administrativas. Tres ministerios, Gobierno, Cancillería y Defensa y las Secretarias necesarias manejarán las cuestiones políticas, sociales, económicas, de salud, educación, medio ambiente, infraestructurales, etc. La instrucción pública tendrá como fin la formación de personas educadas, sociables y creativas. Se refundará la Universidad dedicada a las humanidades, la ciencia y la filosofía. Los profesionales se formarán en Escuelas Superiores. El Consejo Regional Directivo y el Departamento de Planeación contarán con un centro de investigación científica que sustentará las decisiones que se adopten. Además de las ramas ejecutiva y legislativa, el Estado contará con otras tres, judicial, ética y electoral. La rama ética agrupará, de manera orgánica, las instituciones de control público existentes, personerías municipales, veedurías, hasta la Fiscalía y la Procuraduría.

La unidad territorial básica del Estado Regional Unitario será la vereda, lugar de realidad concreta para vida, trabajo y producción. La administración pública ascenderá desde la vereda hasta lo nacional pasando por unidades intermedias, corregimientos, municipios, provincias y regiones. Estamos en un momento propicio para la reflexión integral. Se requiere la voluntad política que lidere el necesario cambio resumido en una conquista histórica, la Colombia regional unitaria, posible y necesaria.

 

 

l INICIO l SOGEOCOL l GEO´SCOPIA l ESGEO l NOVEDADES l CONTÁCTENOS l MAPA DEL SITIO l

Derechos Reservados - Sociedad Geográfica de Colombia 2011