SOCIEDAD GEOGRÁFICA DE COLOMBIA

EL CRECIMIENTO DE LA POBLACIÓN

Alberto Mendoza Morales

La población humana se deja ver desde hace unos 70.000 mil años. En aquel momento, según investigadores de la Universidad de Stanford y de la Academia de Ciencias de Rusia, el grupo humano era muy pequeño, unas 2.000 personas. Ocho mil años atrás, pasada la última glaciación, el Planeta contaba ya un millón y medio de habitantes. En la época del imperio romano, la población llegó a 300 millones. A principios del siglo XX a 1.600 millones. Al comenzar el siglo XXI llega a 6.500 millones. Y sigue creciendo. Cada día la población del mundo aumenta en 230.000 personas. Casi 84 millones de nuevos habitantes al año, dos veces la población Colombia. Si ese ritmo se mantiene, en el año 2050 la población alcanzará 10 mil millones de habitantes límite máximo que resiste el planeta.

La expansión humana sobre el planeta comenzó cuando los primeros bípedos humanos, herederos de los antropoides africanos, abandonaron sus nichos ancestrales del África oriental y se asentaron en el Oriente Medio. De allí pasaron, unos a Europa, otros al Asia. Pueblos asiáticos, azotados por el frío de la última glaciación, atravesaron a pié, durante el invierno, el Estrecho de Behering y poblaron a Guanahaní, hoy América. Otros navegaron hacia el sur, en la Micronesia, haciendo paradas de isla en isla. Llegaron a Australia y pasaron a Guanahaní. La especie ocupó finalmente toda la Tierra. Parece haber cumplido leyes de crecimiento que lleva ocultas en su seno.

La expansión humana sobre el planeta encontró impulso en grupos nómades, expedicionarios, navegantes, descubridores, colonizadores, guerreros Alejandro pasó con sus huestes de Mesopotamia a la India. Los romanos ocuparon espacio en tres continentes asomados al mar Mediterráneo. Marco Polo, seducido por el camino de la seda, partió de Venecia y abrió ventanas hacia la China. Los mongoles pasaron a caballo por Bagdad; los cascos de sus bestias pisaron imperios europeos. Los vikingos navegaron en livianas naves marineras, desde Escandinavia hasta Groenlandia y más al sur. Colón, en sus carabelas, quería llegar al Asia. Lo detuvo un desconocido y atravesado continente, el único que se extiende entero de polo a polo. Fernando de Magallanes comenzó en España la vuelta al mundo. Pereció en el camino comprometido en un combate absurdo; Sebastián Elcano completó la vuelta. Evocamos esos viajeros en su calidad de agentes de la globalización. Fenómeno planetario que continúa natural, espontáneo, posiblemente sin retorno.

Shopping Cart