SOCIEDAD GEOGRÁFICA DE COLOMBIA

Barack Obama

IDEARIO DE ESTADO

Alberto Mendoza Morales

Elegimos la esperanza sobre el miedo, la unidad sobre la discordia,la esperanza sobre el temor. Finalizan quejas, falsas promesas, recriminaciones. Este juramento se hace entre tormentas. La nación en guerra enfrenta una red de violencia y odio. La economía debilitada es consecuencia de la codicia y la irresponsabilidad de algunos. Estamos en crisis. Se han cerrado empresas. Se han perdido casas y empleos. Las escuelas han fallado. El sistema de salud es caro. La forma en que utilizamos la energía amenaza al planeta. Allí donde miremos, hay trabajo por hacer. Hay temor de que el declive de Estados Unidos sea inevitable. El terreno ha cambiado. Quienes se aferran al poder por corrupción, engaño o represión, están en el lado equivocado de la historia. Los desafíos son graves. Les haremos frente.

Preparamos la nación para una nueva era. Tarea: rehacer los Estados Unidos. Pondremos la ciencia en el lugar que merece. Transformaremos escuelas y universidades. Usaremos la tecnología para mejorar la salud de la población y reducir su costo. Utilizaremos el sol, el viento, la Tierra para mover automóviles y operar fábricas. Reduciremos la amenaza nuclear. Haremos retroceder el fantasma de un planeta que se calienta.

Todos somos iguales y libres, es la promesa divina. Una nación no puede prosperar si favorece sólo a los ricos. Merecemos alcanzar la felicidad. La grandeza no es regalo. Debe ganarse. Seguimos siendo la nación más próspera y poderosa de la Tierra. La economía requiere acción audaz y rápida. Actuaremos para el crecimiento. Restablecemos la confianza entre pueblo y gobierno. Quienes manejamos dinero público daremos cuentas. El éxito de nuestra economía ha dependido de ofrecer oportunidades a todos, no por caridad, por la vía del bien común.

Tenemos herencia multiétnica y multirreligiosa. Nos forman lenguas y culturas de toda la Tierra. Es fortaleza, no debilidad. Somos nación cristiana, musulmana, judía, hindú, de no creyentes. Viejos odios se desvanecerán. Las líneas divisorias entre tribus se disolverán. Colaboraremos con los pueblos más pobres, para dar de comer a los desnutridos, para alimentar las mentes hambrientas. No permitiremos indiferencia ante el sufrimiento fuera de nuestras fronteras, ni consumir recursos del mundo sin tomar en cuenta las consecuencias. Alcanzaremos una nueva era de paz. Trabajo y patriotismo sustentarán nuestro progreso, nuestro éxito. Nuestra historia exige regreso a esas verdades. La libertad, gran regalo, la entregamos fortalecida a las generaciones venideras.

Shopping Cart