SOCIEDAD GEOGRÁFICA DE COLOMBIA

Colombia

ORDENAMIENTO TERRITORIAL

Alberto Mendoza Morales

La segunda guerra mundial produjo en Europa arrasadora destrucción territorial y urbanística, desde luego humana. Los países afectados por el conflicto bélico, reaccionaron. Estudiaron y emprendieron el reordenamiento territorial de campos y ciudades. Fue una de las tareas de posguerra. La práctica del reordenamiento se extendió a América Latina.

En Colombia, juristas y abogados asumieron la tarea del ordenamiento territorial. Por razones profesionales lo contrajeron a los aspectos político-administrativos. Lo limitaron a la organización y funcionamiento de municipios y departamentos. La cuestión geográfica, territorial y urbana, la dejaron por fuera de sus proposiciones. Casi quince proyectos de ley pasaron al archivo muerto del Senado y de la Cámara de Representantes donde reposan. Desde allí denuncian silenciosamente la inutilidad de los esfuerzos. Colombia entre tanto, carece de Ley de Ordenamiento Territorial. La tienen, desde hace años, países como Bolivia y Venezuela.

La Sociedad Geográfica de Colombia ha participado en los debates del Congreso sobre el ordenamiento territorial con escaso éxito. No ha logrado que se acepte el componente geográfico en un tema que, por ser territorial, entra de lleno en este campo. Falta, pues, entre juristas, senadores y representantes, visión geográfica cuando abordan y discuten el ordenamiento territorial del país.

Los indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta han advertido que “lo que entendemos por Ordenamiento Territorial no es solo demarcar un pedazo de tierra. Es ordenar el pensamiento para poder vivir bien en esta Tierra. El Ordenamiento Territorial tiene dos partes: la espiritual, se refiere al pensamiento y la física, se refiere a la Tierra. Las dos partes no se pueden separar, siempre están unidas, pues el territorio es uno solo”. (Edgar Rey Sinning)

Colombia es un país singular. Su ordenamiento territorial natural muestra un modelo geográfico de insuperable claridad. Basta saber leerlo. El país, como se ha señalado en muchas oportunidades, se ordena, por naturaleza, según seis regiones claramente advertibles: Amazonia, Orinoquia, Masa Andina, Mesón Caribe, Andén Pacífico, Cuenca Marabina. Sin dejar por fuera, en el Caribe, las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina y sus islotes; son la patria en el mar. Y en el Pacífico, las islas de Gorgona y Malpelo; son la patria en el océano. Para efectos de ordenar el territorio colombiano, juristas, senadores, representantes y geógrafos tendrán que trabajar juntos, unidos y en armonía. Los políticos, por su parte, deberán acatar los resultados.

Shopping Cart