SOCIEDAD GEOGRÁFICA DE COLOMBIA

CARTA DEL MAR CARIBE

(Resumen. Tomado del Diario El Tiempo, septiembre 26, 2009)

Capitán Francisco Ospina Navia

(Miembro de Correspondiente de la Sociedad Geográfica de Colombia)

La Tierra está sujeta a dos acciones concurrentes, cósmica y propia. La acción cósmica obedece a la dinámica del universo, ámbito externo fuera de nuestra área de acción. La acción propia se produce en la Tierra misma, en su calidad de organismo vivo sujeto a su particular dinámica y manera de ser. La Tierra, obedece además, a la acción humana en sus aguas, tierras, bosques y selvas. La emisión de gases que producen sus fábricas y vehículos, originaron calentamiento global y con ello el cambio climático. El resultado desafía al futuro.

Corregir la acción humana sobre la Tierra nos obliga a estudiarla, revisar los usos del suelo, el ordenamiento territorial, la gestión ambiental y, desde luego, la globalización, actuante fenómeno mundial. Significa identificar los problemas que la afectan directamente y aportar las correspondientes soluciones en esta época de multitudes humanas, cambio climático, confrontación entre pueblos y reacción planetaria. Un nueva conducta significará que aceptemos prepararnos para actuar en favor de la conservación y salud ambiental, a escala mundial, dimensión nunca antes abordada. El conjunto significa el comienzo de una nueva fase histórica.

La crítica situación actual conduce a redefinir las relaciones hombre-Tierra. Para ello es necesario intensificar el estudio de la geografía, diagnosticar la situación mundial, conocer las relaciones entre los Estados en la época de la globalización. Alude a la geopolítica. Son materias propias de una época en que se advierte notable desconocimiento geográfico entre la población como lo denuncian diversas investigaciones.

“Al estudiar el hombre lo primero es ver la Tierra” (Bartolomé de las Casas). “Ver la Tierra” significa estudiarla para utilizarla bien. El estudio de la geografía fue puesto, en algunas universidades, dentro de las ciencias sociales. Hay que rescatar el estudio propio de la geografía en su carácter de ciencia natural, autónoma, de utilidad pública si queremos alcanzar desde el Estado seguridad y desarrollo humano. Una tarea inequívoca será, sin duda, establecer o restablecer el estudio del planeta en todos los niveles educativos, a partir de los hogares, teniendo en cuenta las materias involucradas en el caso: geografía y geopolítica, dentro de los términos de la globalización. Tenemos que encontrar caminos que nos conduzcan a habitar el planeta sin agredirlo. Será una oportunidad de tomar conciencia sobre sus condiciones particulares y globales a fin de obrar en consecuencia.

Shopping Cart