SOCIEDAD GEOGRÁFICA DE COLOMBIA

SER ACADÉMICO

Alberto Mendoza Morales

Ser académico es condición que caracteriza a las personas serias y estudiosas, seres cultivados, que buscan la verdad en la teoría y en la práctica. Con ello se enaltecen. La calidad del académico se advierte en la concepción que lo orienta, el conocimiento que posee, la acción que realiza.

El académico se forma en el estudio, en la reflexión, en la actividad de su profesión. Su presencia en la vida pública es significativa. Donde llega, se hace evidente como persona que ha recorrido camino con estudio, disciplina y trabajo en busca de certezas. El académico, notable en sus ideas, ejemplo de vida y bonhomía, está alejado del engaño, la mentira y la tergiversación, es prudente, contrario a la ordinariez de lo común, ajeno a la mala fe, desligado de lo que signifique infringir daño a otros. Desde ahí hace escuela.

El académico se vincula al progreso cultural y moral de sus conciudadanos, trasmite sapiencia, enseña con el ejemplo, influye en la sociedad por simple presencia. Desde Grecia, donde aparece, hasta hoy, se destaca como persona espiritualmente recta, intelectual limpio, rico en conquistas que se derivan de su honradez y prestancia basadas en el conocimiento. El académico representa a quienes, por dedicación, estudio y reflexión, son aceptados por sus contemporáneos como ciudadanos de excepción, dignos de respeto y consideración.

El académico se reconoce por la experiencia que posee, por su comportamiento ético, por la importancia de sus aportes, por el valor de su producción intelectual, sobre todo por su conducta ejemplar. Es luz y paradigma dentro de su sociedad donde se muestra virtuoso, correcto, culto, estudioso, constructivo.

En el académico se advirte la persona modelo, alejada de la mentira, la insidia y la mala fé. Se precia como persona de selección, producto de una vida limpia dedicada a construir, a avanzar, a aportar conocimiento y claridad a la comunidad. Se le identifica por sus ideas, su llaneza, su generosidad, su lealtad, sus propuestas ceñidas a la verdad. El académico constituye respuesta a lo que requiere una nación en lo que se refiere a: conocimiento, dignidad, lealtad, bondad, comprensión. El mundo, Colombia, necesitan una fuerza constituida por auténticos académicos, personas que se levanten contra las gentes insidiosas, mal intencionadas, de baja condición moral y espiritual. Erradicar el mal es un deber que nos concierne.

Sea esta ocasión propicia para saludar a quienes amablemente enviaron comunicaciones, rememorando los 108 años de fundada la Sociedad Geográfica de Colombia, Patrimonio Nacional por la Ley 1088 del 22 de agosto de 2006.

Shopping Cart