SOCIEDAD GEOGRÁFICA DE COLOMBIA

PLANEACIÓN ¿PARTICIPATIVA, PARTICIPANTE?

Alberto Mendoza Morales

Hace años Benjamín Ardila Duarte clasificaba la Planeación según tres clases: planeación indicativa francesa, planeación compulsiva soviética, planeación decorativa colombiana.

El plan nacional del Presidente Alberto Lleras, fue decenal; hoy se postula un plan con alcance al año 2019. Los planes, entre tanto, han sido cuatrienales, lapso escaso que no corresponde a planes sino a programas; exige cambio en la Constitución Nacional.

Las autoridades de planeación han aplicado en Colombia la metodología de la planeación participativa. Otras iniciativas han aplicado la planeación participante. ¿Cuál es la diferencia? La diferencia es el método. Uno es proyectivo, el otro prospectivo.

La planeación participativa es proyectiva, rígida, determinista. Como su nombre lo indica, es adjetiva, la aplica el estamento público. Consiste en el usual procedimiento de formular el plan en la oficina; lo hacen con proyección de series estadísticas generalmente manipuladas. Cuando están listos editan un documento con el plan resultante, lo distribuyen más o menos ampliamente, lo presentan a la ciudadanía en reuniones públicas, finalmente lo someten por su cuenta a la aprobación del Congreso.

La planeación participante opera al contrario, es prospectiva, sustantiva y flexible. Primero se hace la consulta pública, se recoge el testimonio de la gente en reuniones específicas. Los diagnósticos salen de abajo, de la situación que vive la comunidad; igual las propuestas, soluciones y las prioridades, salen del diálogo. Sobre esa base tripartita, diagnóstico, propuestas, prioridades, los planificadores elaboran el plan.

La planificación participativa, finalmente, es nominal, generalmente burocrática. La planificación participante es esencial, sale de la comunidad organizada y del compromiso existencial de los asociados.

Shopping Cart